Town Feeling.
Escuchar música clásica y barroca ayuda a concentrarse en el estudio.

Es época de exámenes, estás estudiando porque eres universitario y tienes que aprobar para seguir avanzando en la carrera, o te vas a presentar a unas tediosas oposiciones y tienes un buen puñado de apuntes para estudiar por delante; y sí, no queda otra que hincar los codos en las próximas semanas para pasar un buen verano, esforzarte para cumplir objetos y, de esta forma, evitar resultados indeseados.

Es aquí donde entra la música. Nadie duda del poder terapéutico (para bien) que tiene para motivar al más amargado. Es escuchar una de tus canciones preferidas y desconectar de las preocupaciones, aunque sea por un momento. Incluso contribuye a ver las cosas desde un punto de vista positivo cuando antes lo percibías negativo. La música tiene también el poder de ayudar a la concentración, evidentemente escuchando estilos tranquilos y sosegados. En este caso nos referimos a la música clásica y a la música del Barroco, idóneas para concentrarse en el estudio y memorizar rápidamente lo aprendido.

Así piezas de exitosos y admirados compositores como Sebastian Bach, Ludwig Van Beethoven, Amadeus Mozart o Antonio Vivaldi nos ayudan a afrontar de mejor forma las horas de estudio y que éstas sean productivas. La tranquilidad que transmiten sus composiciones parece que están hechas para escuchar en momentos de concentración.

De esta forma resulta de muy buena ayuda ponerse los auriculares durante una horas y, mientras se intenta aprender lo que reflejan los libros y los apuntes, escuchar de fondo piezas como Bagatela nº 25 Para Elisa, Sinfonía nº6 Pastoral y Sinfonía nº 7 en La mayor de Beethoven; Sonata para piano nº 16 en Do mayor, Concierto para clarinete en La mayor, La flauta mágica o Sinfonía nº 40 en Sol menor de Mozart; y también La suite nº 2 para Orquesta, La pasión según San Juan o Misa en Si menor, estas tres últimas, obras de Bach. En el siguiente vídeo tienes casi una hora de música Barroca para escuchar mientras estudias.

Comenta con Facebook

comentarios