Ferran Palau.

Natural de Esparraguera, nacido en 1983, con actual residencia en Collbató, y componente de Anímic, una de las bandas más interesantes del rock de cámara en catalán, Ferran Palau ha publicado recientemente ‘Santa ferida’ (Halley Records, 2015), segundo asalto en solitario tras el aclamado ‘L’aigua del rierol’ (Amniòtic Records, 2012). Un álbum que ha sido cocinado a fuego lento, a lo largo de dos años y con la colaboración de Jordi Matas (Seward) y Joan Pons (El petit de cal eril). Nueve canciones que se deslizan entre baterías lentas, guitarras contenidas, atmósferas únicas y la voz elegante y sentida de un Ferran Palau que canta como nunca. Un sonido que trasluce un distanciamiento del carácter folkie de su primer álbum y que atemporaliza aún más si cabe su propuesta, amerizando en las aguas del mejor pop íntimo. Hablamos con Ferran de estas canciones tan adictivas desde la calma y que transmiten, a pesar de las connotaciones negativas de algunos de sus títulos y letras, una sensación de bienestar al llegar a su final. Probablemente, uno de los discos más emocionantes publicados en 2015. 

Utilizo cosas para contar otras cosas pero pocas veces hablo de esas cosas directamente

Tanto tus discos en solitario como los de Anímic son obras al margen, con un recorrido propio y que podrían ser escuchados dentro de unos años sin que afecte el parámetro de la temporalidad. ¿Tienes un afán especial en buscar y hallar esa atemporalidad?

Sí que intento utilizar un lenguaje que tenga sentido en el futuro o que incluso pudiera entenderse hace 200 años. Es una cuestión de significados. Ciertas palabras cambian el significado con el paso de los años o incluso lo pueden llegar a perder. Estas trato de no usarlas. En cuanto al sonido, creo que cuanto más simple más posibilidades tiene de ser bien recibido en el futuro. Hay cosas que nunca cambian.

¿Es Collbató el personaje principal de tus canciones? ¿Crees que el entorno es fundamental a la hora de dar cuerpo a tus discos?

Nunca hay un personaje concreto, es todo cuestión de azar, como también el hecho de que viva en Collbató. Utilizo cosas para contar otras cosas pero pocas veces hablo de esas cosas directamente. Supongo que el lugar donde vivo me inspira pero no hablo de él en las canciones.

Fuimos especialmente cuidadosos en no caer en ningún tópico pero de forma sutil quisimos darle al disco cierto aroma noventero

‘L’aigua del rierol’ (Amniòtic Records) tenía un aire más tradicional  y campestre ¿Has querido dar un paso en la sofisticación de tu sonido con ‘Santa ferida’?

El primer disco esta hecho todo con instrumentos “no enchufables” y sí que es verdad que transporta más a paisajes antiguos. Para el segundo las canciones pedían ese ritmo de batería lento que hay en todo el disco, eso nos llevo a grabar instrumentos eléctricos y algunos teclados… Nos quedó más pop.

Parece ser que la grabación del disco resultó bastante laboriosa ¿Cómo fue? ¿Eres más de trabajar hasta la perfección que de aprovechar el instinto del momento?

Depende de la canción. Algunas enseguida me gustan y otras me cuestan más de acabar. Me pasa componiendo y también grabando. En ‘Horitzó’, por ejemplo, me costó encontrar la forma correcta de grabarla y hacía meses que la tenía hecha. En cambio ‘La daga’ me salió del tirón y el día siguiente la grabé tal cual. Funciono perfectamente.

A la hora de hablar de las canciones de ‘Santa ferida’ siempre se menciona la “Americana”, aunque también encuentro aires de psicodelia contenida: ‘La daga’ me recuerda a Donovan o en ‘Aurora’ y ciertos aires ochenteros en los arreglos del disco. ¿Una mezcla sutil para dar con el tono adecuado para el álbum?

A medida que avanzaba la grabación nos sorprendíamos a nosotros mismos diciendo: ¡Esto parece Enya! Fuimos especialmente cuidadosos en no caer en ningún tópico pero de forma sutil quisimos darle al disco cierto aroma noventero. Creo que Damien Jurado esta haciendo algo similar y me chifla.

En otras entrevistas mencionas a Chris Isaak como referencia. ¿Crees que el potencial comercial de sus canciones ha restado credibilidad a su gran labor como crooner country?

No lo sé, yo lo conozco gracias a sus hits más comerciales que además me encantan. En este disco fue uno de mis referentes pero en un sentido estético. en realidad no conozco muy bien su música.

En ‘L´aigua del rierol’ te veo más Will Oldham y en ‘Santa ferida’ algo más Bill Callahan. ¿Crees que son los dos grandes autores del sonido americano actual?

Absolutamente. Creo que son tan importantes como Bob Dylan o Leonard Cohen, al menos para mí. Tienen grandes canciones.

A veces mis títulos pueden ser engañosos pero es cierto que mis letras están llenas de la palabra “no”

En ‘Clavell’ encuentro detalles que me recuerdan al folk crepuscular de Townes Van Zandt. ¿Es una referencia para ti?

No conozco muy bien su obra pero no es la primera vez que me lo dicen. ¡Tendré que ponerme pronto!

Los títulos y las letras del disco tienen un punto meláncolico y hasta con connotaciones negativas: ‘El meu lament’, ‘Mal auguri’… pero la sensación al terminar de escuchar el disco es de bienestar. ¿Se trata de un disco curativo? 

A veces mis títulos pueden ser engañosos pero es cierto que mis letras están llenas de la palabra “no”. ¡Hace tiempo que me di cuenta de ello pero “no” puedo evitarlo! Me sale así.  En cuanto a lo curativo, creo que toda la música lo tiene, nos hace sentir mejor y es una gran suerte disponer de ella en cualquier momento.

Me encanta el hip hop y en la cadencia de algunas canciones de ‘Santa ferida’ creo que se puede notar

¿Es cierto que andas muy interesado actualmente en el hip hop? ¿Alguna pista para hacia adonde pueden ir los pasos de Ferran Palau en el futuro?

¡Sí! Es cierto, me encanta el hip hop y en la cadencia de algunas canciones de ‘Santa ferida’ creo que se puede notar. También escucho mucha electrónica y me encanta el punk, metal o doom. El rollo drone me flipa y también el kraut. Ahora mismo no tengo ni idea de cómo será lo próximo que haga.

¿Cómo tienes previsto presentar el disco en directo? ¿Es complicado llevar una canciones tan sutiles a las tablas?

Tengo distintos formatos para los directos y dependiendo del sitio decido cuál será el más adecuado. A veces somos cuatro en escena, a veces dos y también yo solo. No es nada complicado, la verdad, fluye tanto o más que en el disco.

Comenta con Facebook

comentarios